• Teléfonos: 042 395 393 – 046 027 455

Nucleoplastía por Radiofrecuencia

Nucleoplastía por Radiofrecuencia

Nucleoplastía por Radiofrecuencia

Es un tratamiento percutáneo, indicado en hernias contenidas, protrusiones, (aquellas que no han sobrepasado el anillo fibroso del disco). Se considera el sistema ideal en hernias cervicales o lumbares de personas con discos jóvenes, (bien hidratados en la resonancia), en los que el mecanismo de producción es traumático, con presión intradiscal elevada.
La técnica (que ya ha sido empleada en más de 20.000 casos en EE.UU.) consiste en la introducción de una aguja en el disco, con control radiológico, bajo anestesia local y sedación de forma semejante al procedimiento de discolisis con ozono. Pero aquí se utiliza radiofrecuencia para reducir el volumen del disco herniado.

A través de una aguja que se coloca con control radioscopico, dentro del disco, se introduce un electrodo, que conectado a un generador de radiofrecuencia  emite radioondas capaces de disolver el núcleo pulposo del disco, provocando un canal de ablación de tejido discal por desintegración molecular sin daño para los tejidos circundantes, y a bajas temperaturas. Modificando ligeramente la posición del electrodo, por giro en sentido de las agujas del reloj, se realizan seis canales concéntricos lo que provoca una reducción significativa de la cantidad de núcleo pulposo y por tanto de la presión intradiscal, disminuyendo, de este modo,  la herniación y la presión sobre la raíz nerviosa correspondiente.

La Nucleoplastia por radiofrecuencia está indicada en hernias contenidas de personas con poca degeneración discal  y se realiza en un quirófano con anestesia local y sedación, con régimen ambulatorio y duración de unos 20 ó 30 minutos. Tiene un índice de efectividad de alrededor del 85%.

Galería